Reconocer la emoción y trabajarla




Cuando evaluamos una situación y comprendemos que debemos arreglarla para mejorarla, estamos usando nuestra sabiduría interior. En cambio, cuando critico, juzgo o emito opiniones negativas sobre algo o alguien, cuando me enfrasco, no comprendo, le falto el respeto a mi prójimo; es mi ego quien está saliendo a relucir.

Esta técnica lo ayudará a trabajar cualquier emoción (no positiva) que aparezca, eso sí, está en usted reconocerla.

  1. Tome lápiz y papel, siéntese en un lugar tranquilo, visualice los diversos tipos de actividades que tuvo en una semana.

  2. Observe cuantas veces se molestó, no estuvo de acuerdo con alguien, no le gustó lo que alguien opinó de usted, discutió, le irritó la actitud de otra persona, le pareció que algo era feo, grande, corto, pesado, largo, intensivo, complicado, enredado, doloroso, congestionado o problemático; poniéndole cualquier atributo a una persona o situación.

  3. Escríbalo en un papel y trabájelo, reconociendo las emociones que en cada momento manejó, en la semana que tomó de ejemplo. Le recuerdo que pueden ser: rabia, temor, miedo, frustración, ira, fracaso, resentimiento, culpa, falta de comprensión, de perdón, de claridad, victimismo, pobre de mí, control, sufrimiento, entre otras.

  4. Conéctese con sus emociones, observándolas desde una postura neutral, sin empaparse de ellas, sino a distancia, como vistas desde afuera.

  5. Observe que comportamientos ha estado teniendo gracias a esas emociones emanadas.

  6. Tome tres respiraciones profundas y llevando el aire hasta el plexo solar, expulse con cada exhalación esas emociones.

  7. Nombre la emoción, por ejemplo: rabia, diciendo: Rabia, te ordeno que salgas de mi vida inmediatamente. Renuncio a ti rabia, sal de mis cuerpos, mentes, pensamientos, de todas mis células, átomos y moléculas y de todo lo que Yo Soy, para siempre.

  8. Hágalo tres veces por cada emoción que consiga

  9. Solape las emociones con aptitudes y sentimientos positivos, nombrando el sentimiento que desplazará la emoción que está trabajando, ejemplo: Amor, diciendo: Amor, te ordeno que entres a mi vida, llenando todos los vacíos y faltas, impregnando mis células, átomos, moléculas del ADN, sistemas, archivos y fluidos de todos mis cuerpos, mentes, pensamientos y archivos akáshicos.

  10. Solicítele a su Yo Superior que lo ayude a limpiar, liberar y transmutar todas esas emociones emanadas, así como sus réplicas, remanentes, ramificaciones, recuerdos y memorias, barriéndolas hasta que no quede nada.

  11. Use la Llama Violeta, para visualizar como cada emoción sale de usted y se va con ella, perdiéndose en el Cosmos.

  12. Posteriormente, solicítele a su Yo Superior que las transforme, en los sentimientos que usted mismo creó.

  13. Visualícese tal como le gustaría Ser, pensar, sentir, hablar y actuar; equilibradamente, con madurez, centrado, con sentimientos puros y verdaderos, emanados desde su Ser Superior, hacia afuera.

Zolemgeh Estrella



Tomado del libro: Vivencias de un Sanador Cósmico, Mensajes de Los Maestros, para adquirirlo o si desea mayor información haga clic en el nombre del libro.


CONTÁCTENOS

Para mayor información o cualquier consulta sobre nuestros servicios y productos, ¡no dude en contactarnos!

©2018 BY ZOLEMGEH ESTRELLA. All Rights Reserved