La calidad del Amor que llamamos equilibrio, Mensaje del Arcángel Gabriel

Amados,


Tengamos discurso sobre la calidad del amor que llamamos equilibrio. Esta cualidad es esencial en el funcionamiento interno de cada alma. Se manifiesta desde el interior de la persona que tiene un sentido inquebrantable de la certeza y confianza en sí mismo, en su propio valor y capacidad. Esta cualidad también se desarrolla durante toda la vida y cada decisión hecha con razón, se suma a la fuerza de esta calidad en la propia existencia cotidiana. Cuando una persona sigue la guía que se encuentra dentro de su corazón y le da crédito a esa pequeña voz interior, que desarrollan el dominio sobre cada reto u obstáculo que pueda presentarse y obtener el dominio de sí mismo como una consecuencia positiva. La calidad intrínseca de equilibrio, dignidad y compostura en su comportamiento es el resultado. Las personas que tienen esta cualidad de amor dentro de ellos son auto-poseídos, tienen dignidad de modales, siempre elegantes y seguros de sí mismos. Debido a su equilibrio, la dirección y la disposición, inspiran confianza en las personas con las que interactúan y otros los encuentran atractivos.


Esta calidad también puede manifestarse en el individuo, donde ellos mismos se alinean con los aspectos más elevados de su ser sobre una base diaria. Uno que comienza su día en la preparación, reconoce lo Divino y da gracias por todas las cosas buenas en su vida, encuentra esta calidad siempre en el trabajo en todas las situaciones y la instancia que puede llegar antes que ellos. Les permite a pie su camino con fe y confiar en que todo está bien, todo es perfecto y su vida se desenvuelve en equilibrio. Esto es de gran valor en el empoderamiento de un individuo en el conocimiento de su valor y su sensación general de la autoestima y la ecuanimidad. Cuando hay una fuerte conexión con el espíritu, no hay nada en el mundo exterior que pueden perturbar a una persona, porque tienen esta cualidad de amor y dignidad de forma dentro de ellos. Ellos saben que toda la vida se desarrolla en la gracia y maravillosa sincronicidad. Debido a que ellos esperan y pretenden el más alto y mayor bien y el resultado para todas las situaciones en sus vidas, se encuentran la recepción y experimentación de estos mismos dones.


Alinear a los aspectos más elevados de uno cada mañana, como uno de primer pensamiento y la acción del día crea un campo de infinitas posibilidades dentro del campo de energía personal de un individuo. Como uno espera sólo los resultados más altos y mejores para uno mismo y aquellos con los que tienen relación, todas las interacciones encarnan la comunicación y la actividad pacífica y armoniosa. Esto a su vez manifiesta el estado de alegría dentro de cada individuo y fomenta una mayor compasión, la comprensión y la empatía en todas sus interacciones con los demás. Donde hay amor, no hay bondad que no sea correspondida y se devuelve al ciento por uno. A medida que cada individuo se convierte en la encarnación de todos los aspectos superiores de sí mismos, hay un mayor resplandor que brilla en su campo de energía personal y es de esta manera que una mayor luz se está anclando en la Tierra. Cada persona es una manifestación a pie de la Luz del Creador y cada persona se suma al mayor campo de luz que está a disposición de toda la humanidad.


Cuando cada individuo tiene esta calidad dentro de ellos, que no tenga que buscar la aprobación o encontrar cualificación de los demás. Ellos saben que es su derecho divino para vivir en un mundo de paz, armonía y bienestar. Ellos entienden que es su responsabilidad de fomentar y mantener las cualidades positivas y constructivas de los aspectos más elevados de la humanidad dentro de sus propias vidas y lo hacen todo en su poder para sostener y mantener éstas en sus actividades diarias. La vida se convierte en una gran aventura llena de momentos emocionantes y significativos que traen el éxito en la creación y el cumplimiento de sus sueños personales y esfuerzos creativos. Estos individuos exudan esta calidad de porte y la elegancia como parte de su firma energética que mantiene dentro de ellos y la preparación para otros alrededor de ellos pueden sentir de inmediato y reconocerlo en un nivel interior del ser.


Esta calidad en el corazón de uno sirve a la persona que la encarna en todos los eventos que tienen lugar en su vida interior y exterior. Este individuo camina el mundo en que viven con confianza y un sentimiento de seguridad y la fuerza interior. Ellos se han encontrado con muchos desafíos y pruebas de su espíritu interior y saben que no hay nada que no puedan lograr, siempre y cuando mantengan su conexión con lo Divino dentro de ellos. El universo responde a cada uno de sus pensamientos y expectativas con el cumplimiento imparcial y recompensa a estos individuos con eventos sincrónicos que les traen más de lo que desean y esperan, como parte de su plan de alma y de la misión. Esta cualidad de equilibrio permite a cada individuo a vivir su vida en la Tierra con la gracia, la certeza, la ecuanimidad, la dignidad y compostura.


Os dejo ahora para reflexionar sobre los atributos que se encarnan con tanta elocuencia y gracia.




YO SOY el Arcángel Gabriel


FUENTE: http://escuelainiciaticayosoyluz.com/profiles/blog/show?id=4451474%3ABlogPost%3A401721&xgs=1&xg_source=msg_share_post


CONTÁCTENOS

Para mayor información o cualquier consulta sobre nuestros servicios y productos, ¡no dude en contactarnos!

©2018 BY ZOLEMGEH ESTRELLA. All Rights Reserved